¡El árbol de Navidad del Rockefeller ha llegado a Nueva York!

Erics Blog Rockefeller Christmas Tree

El árbol de Navidad del Rockefeller es símbolo del espíritu navideño en Nueva York. El árbol del Rockefeller hizo su debut en 1931, cuando los trabajadores de la construcción que trabajaban en el Rockefeller Center instalaron un pequeño árbol de seis metros de altura. Dos años después vino el primer árbol oficial, y en 1936 se añadió la famosa pista de patinaje.

Encontrar el abeto adecuado es toda una misión. Este año, el árbol elegido procede de la ciudad de Oneonta, la cual se encuentra a unos 270 kilómetros al norte de Midtown Manhattan. Para llevar a cabo la elección correcta, el ‘jardinero jefe’ del Rockefeller Center visita personalmente varios árboles. ¡A veces incluso varias veces al año para ver cómo se van desarrollando! Normalmente los árboles son abetos de Nueva York o de los estados circundantes de Connecticut, Pensilvania y Nueva Jersey. Sin embargo, hay ocasiones en las que el árbol viene de mucho más lejos. El árbol de 1998, por ejemplo, procedía de Ohio, y para trasladarlo se utilizó el avión de carga más grande del mundo. En función de la altura (mínimo 23 metros), la forma y la frondosidad, se elige el mejor árbol, el cual se tala a principios de noviembre y se carga en un camión con destino a la ciudad de Nueva York.

¿Quieres estar al tanto de todas las novedades de Nueva York? Registrate aquí.

Navidad en el Rockefeller Center

La llegada del árbol al Rockefeller Center a mediados de noviembre ya es todo un evento en sí mismo que generalmente atrae a multitudes de espectadores. Luego, el árbol se levanta y se decora con 50.000 luces en pocas semanas. En la parte superior hay una estrella cubierta de cristales de Swarovski. La estrella actual es un diseño del arquitecto Daniel Liebeskind, y se usa desde 2018. ¡Nada más y nada menos que 3 millones de cristales pegados a sus 70 puntas! Todo este brillo hace que la estrella pese más de 400 kilos.

El 2 de diciembre se llevará a cabo el encendido del árbol del Rockefeller, momento en el que todas sus luces serán iluminadas. Esto tiene lugar durante una ceremonia muy bien elaborada, con muchas actuaciones que se transmiten por televisión. Normalmente la ceremonia es presenciada por millones de espectadores en vivo pero, como es de esperar, este año será diferente. Lo que no cambia este año es que tanto turistas como neoyorquinos pueden disfrutar del espíritu navideño que trae el árbol a la ciudad hasta principios de enero.

Incluso después de que se apaguen las luces y se quite el árbol en enero, éste todavía proporciona calor. Al árbol se le da una segunda vida como madera utilizada en la construcción de casas para Habitat for Humanity, una fundación estadounidense dedicada a la vivienda para todos.


Puede ser que también te interese leer estos dos otros blog posts:

Century 21 cierra sus puertas
La caída de la bola de Times Square será virtual este Fin de Año

Si sigues navegando en esta página, consideramos que aceptas el uso de cookies y la Política de Privacidad. Lee más aquí.

Suscríbete a mi newsletter


Buscar tickets
de
hasta
Buscar Tickets